lunes, julio 15, 2024
23.7 C
Asunción
spot_img

“En menos de una década, Paraguay podría tener forestada más de un millón de hectáreas”

(Valor Agro) Existe un gran entusiasmo por el potencial del rubro forestal en el país, que en los últimos tiempos ha recobrado considerable protagonismo y se perfila como un importante generador de divisas. Tanto el sector público como el privado hablan de desarrollar un plan estratégico que impulse esta área.

En esa línea, el presidente de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), Raúl Legal, manifestó que las perspectivas son favorables para el próximo año. Esto se debe al significativo crecimiento de las plantaciones forestales y a las mejoras observadas en el movimiento del mercado a partir de noviembre.

Además, destacó que este año se registró una demanda inusitada de crédito, canalizada a través de la AFD, donde ha crecido enormemente la demanda de crédito para plantaciones forestales. “Un fondo que antes no mostraba movimiento ha experimentado un significativo crecimiento este año, según los informes de la AFD, lo cual es muy auspicioso. Es probable que esta tendencia se mantenga para el próximo año”, agregó.

¿Qué evaluaciones se pueden hacer del 2023? 

Podemos dividirlo en dos aspectos, uno no muy positivo debido a que las exportaciones de madera han caído en un 10%, comparado con lo exportado en el ejercicio 2022. Esto se debe en cierta medida a la disminución de la demanda en el mercado internacional. También se observa una disminución tanto en las exportaciones como en las ventas en el mercado local. Aunque no es positivo, estos valores son afectables en el sentido de la reducción.

 ¿Cuáles son las expectativas para el 2024?

Las perspectivas son favorables para el próximo año, especialmente considerando el aspecto positivo de que las plantaciones forestales han experimentado un crecimiento significativo. Es la primera vez en mucho tiempo que superan las 50.000 hectáreas de plantación forestal en este año, y existe la posibilidad de un mayor crecimiento en el 2024. Por lo tanto, este es un aspecto positivo que se puede destacar.

 Desde el punto de vista del área de producción o reforestación, ¿qué puede suceder teniendo en cuenta el enfoque que tiene el sector forestal y lo que se avecina para la producción de celulosa en el país?

Desde el gremio, creemos que existe una oportunidad para desarrollar un plan estratégico que impulse el sector forestal y que, posteriormente, se traduzca en una política de Estado. Actualmente, hay un gran entusiasmo por el potencial del sector forestal, pero todos los esfuerzos se están realizando de manera aislada. No existen actividades articuladas específicamente por parte del sector público, lo que lamentablemente no contribuye a canalizar y dinamizar el sector. A pesar de esto, se observan aspectos positivos, ya que el rubro genera interés y está atrayendo a inversores tanto nacionales como internacionales. En tal medida, este año hemos registrado más de 50.000 hectáreas de plantaciones forestales.

¿Cuándo hablamos de un plan estratégico para el desarrollo del rubro forestal a qué se refiere?

Nos referimos a la creación de una estructura organizada en la que cada actor, ya sea público o privado, tenga un rol claramente definido de acción. La idea es establecer una visión integral y coordinada que respalde al sector de manera efectiva. Esta colaboración articulada entre diferentes partes interesadas será clave para avanzar de manera más rápida y eficiente, permitiendo alcanzar resultados ambiciosos para el sector forestal.

¿Entonces, se tienen perspectivas de mejora dentro del comercio forestal y de que se comience a traccionar con mayor velocidad lo relacionado a las plantaciones de celulosa?

A partir de noviembre, se observan ciertas mejoras en el movimiento del mercado, lo cual es un indicio de que tendremos un año mejor en el 2024. Las plantaciones continuarán creciendo, y las industrias se están modernizando. Por lo tanto, las expectativas son importantes y existe un interés tanto del sector público como del privado, lo cual contribuirá en cierta medida a tener una mayor presencia en la economía nacional. Como consecuencia, se puede afirmar que este año se registró una demanda inusitada de crédito, canalizada a través de la AFD, donde ha crecido enormemente la demanda de crédito para plantaciones forestales. Un fondo que antes no mostraba movimiento ha experimentado un significativo crecimiento este año, según los informes de la AFD, lo cual es muy auspicioso. Es probable que se mantenga la misma tendencia para el próximo año.

¿Qué se proyecta en cuanto al área de reforestación en los próximos años y cuál es el estimado para el crecimiento anual a medida que se acerque el funcionamiento de la fábrica de celulosa?

Se estima que en los próximos 8 a 10 años, la superficie plantada superará entre 1.000.000 y 1.500.000 de hectáreas. Se han identificado alrededor de 6.000.000 hectáreas con aptitud forestal para continuar expandiéndose. Estos números también indicarán la llegada de grandes empresas interesadas en la producción de celulosa.

 ¿Tienen la expectativa de que se instalen otras industrias aparte de Paracel?

Paracel representa la inversión más significativa, pero entiendo que existen otras empresas explorando posibilidades y observando el crecimiento de las plantaciones. Están en la etapa inicial de exploración y se espera que estas se concreten en los próximos años.

¿Cuáles son los rubros más importantes en cuanto a la comercialización de este sector?

La madera contrachapada continúa siendo el producto con la mayor demanda en el mercado internacional, seguida por la madera aserrada, el carbón vegetal, pisos de madera, muebles y otros productos utilizados en construcciones rurales. Estos son los productos con mayor demanda en el sector forestal.

¿Se está trabajando con la exportación de chips en Paraguay o todavía no se ha explorado ese mercado?

Hasta ahora, ha habido poca experiencia en la exportación de chips debido a la alta demanda de este producto en el mercado local. De hecho, en ciertos momentos, hay un déficit de provisión y no existe un excedente exportable de chips o biomasa. Por lo tanto, no se ha realizado un esfuerzo por explorar posibilidades de exportación. Es probable que en el futuro se considere esta opción, pero en la actualidad, toda la producción está destinada a satisfacer la demanda de la industria nacional.

Dentro de los distintos desafíos que enfrenta el rubro, ¿cómo evalúa la estructura logística y de recursos humanos, teniendo en cuenta lo que implica una planta de celulosa como la que se está desarrollando y el impacto que eso significa a nivel de toda la cadena?

Estos son aspectos cruciales que estamos evaluando de manera constante, se requieren mejoras significativas en infraestructuras y carreteras. En cuanto a la logística, es un elemento central dado que los productos de eucalipto son commodities, y por lo tanto, el costo logístico es muy relevante, es necesario gestionar esto de la mejor manera posible. Se ha venido discutiendo la posibilidad de implementar en el país métodos que mejoren la logística, lo cual sería de gran ayuda para el sector. Por otro lado, en cuanto a la demanda de recursos humanos, se espera un crecimiento, en cambio, estamos preocupados porque el sector experimenta una escasez de personal calificado para llevar a cabo este tipo de actividades. Desde los gremios, hemos estado analizando los resultados del nivel de educación en el país, y esto se refleja en el ámbito del emprendimiento forestal. En situaciones donde hay un crecimiento proyectado, muchas veces se ve obstaculizado por la falta de disponibilidad de recursos humanos capacitados, lo que podría tener un impacto negativo en el desarrollo del sector forestal.

Fuente: Valor Agro: https://www.valoragro.com.py/forestacion/en-menos-de-una-decada-paraguay-podria-tener-forestada-mas-de-un-millon-de-hectareas/

Seguí conectado:

1,638FansMe gusta
267SeguidoresSeguir
16SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMAS NOTICIAS